En las primeras reuniones que se hacen de aula, al comienzo de un nuevo curso, siempre salgo con la misma sensación de abatimiento general, tal vez porque son reuniones donde es evidente que somos o funcionamos muy diferente al resto (no menos, no....pero si diferente) y entonces solamente pienso en cuántas cosas nos podemos perder si no hacemos un esfuerzo entre todos... 

Leer más:Con todos, como todos (pero respetando su ritmo)

 

Una de las cosas que peor llevo en Héctor son sus obsesiones, constantes e insistentes...muchas veces algo que empieza como un simple juego, porque nos hace gracia “puntualmente”, puede llegar a convertirse en un círculo vicioso y ser un verdadero atentado para la paciencia de cualquiera, llegando a perder, en ocasiones, el control sobre nosotros mismos.

Leer más:La vueltita al cole y la condena de tus círculos viciosos...

 

Imagino que cuando nació Martín cayó una enorme tormenta de bolas mágicas y cuando llegó Héctor al mundo un gen especial se situó en su cadena de ADN, lo he llamado el gen disney y probablemente lo haya heredado por parte de madre. Este gen lo ha dotado de una habilidad especial por la que es capaz de hacer llegar sus mensajes a pesar de su falta de lenguaje oral.

Leer más:El gen Disney